Born and Raised: el resurgir de John Mayer

John Mayer es por mucho, mi músico favorito.  En la actualidad, es uno de los cantautores y guitarristas más respetados y reconocidos de su generación. Su obra es admirada y celebrada por millones de fans y músicos alrededor del mundo, sin embargo, su personalidad y su comportamiento fuera del escenario han sido fuertemente cuestionados a través de los años.

Para todos los que compartimos esa profunda pasión por su música, su comportamiento de playboy es irrelevante y hasta cierto punto esperable, ya que estamos hablando de una  estrella de rock… Sin embargo, por mucho tiempo Mayer apareció en las portadas de todas las revistas faranduleras de Estados Unidos para contar sus aventuras amorosas con Jennifer Aniston, Taylor Swift, Katy Perry, Jessica Simpson y quién sabe cuantas divas más.  Su fama de macho mujeriego empezó a trascender más que su obra, ampliamente respetada y alabada por genios de la talla de Eric Clapton, B.B. King, Barbra Streisand, Tony Bennett y Leon Russell.

En el 2010, luego de una desastrosa entrevista para Playboy en la que dio detalles innecesarios sobre su relación con Jennifer Aniston, el múltiple ganador de los premios Grammy cayó en la trampa de la fama y explotó ante los ataques constantes de la opinión pública, retirándose a su rancho en Montana para refugiarse de la poderosa tormenta.

Mientras se recuperaba de su caída en desgracia, su tiempo en Montana trascendía con relativa calma: aparecía en los pequeños bares de Paradise Valley como un local mas, se involucraba con la comunidad y hasta hizo un concierto benéfico para apoyar a los bomberos del pueblo, mientras escribía música nueva y experimentaba con un nuevo sonido.

Desde la soledad de Paradise Valley, Mayer creó uno de los discos más prolíficos de su carrera, en el que su talento explotó de una forma excepcional.  Según Rolling Stone Magazine, el disco nos acerca de una forma definitiva a Allman Brothers y Crosby Stills  Nash and Young (David Crosby y Graham Nash aparecen en los coros de la canción “Born and Raised”).  Sin saberlo, John Mayer había creado el contenido que cambiaría para siempre su carrera.

Armado con sus 12 canciones bajo el brazo, Mayer emprendió su regreso a California para iniciar con la promoción de su nuevo disco, pero entendió que antes, debía redimirse con el público que todavía le resentía sus actitudes pasadas.  Para lograrlo, apareció en los programas más importantes de Estados Unidos mostrando una actitud más humilde ante su talento, un enfoque claro en su música y un genuino arrepentimiento por los sucesos del pasado.  Su viaje hacia la redención había comenzado y a través de la creación de contenido propio, así como contenido positivo generado por terceras personas, la carrera de John Mayer dejó atrás los vicios del pasado para enfocarse en lo que realmente importa: su música.

Alrededor del disco cinco estrellas que había creado, empezaron a aparecer  historias que hablaban de un artista ubicado, consciente de su influencia en la música contemporánea y entregado por completo a sus fans; su regreso estaba confirmado.

A todo esto, yo me había devorado el disco 500 veces, ajeno a lo que ocurría con el show mediático.  Lo escuchaba a toda hora y comparaba las texturas, las melodías y las letras con su trabajo anterior y no lograba encontrar un vínculo entre ambos.  Si bien es cierto que su guitarra es preponderante en toda la obra, en este caso sonaba como un músico de estudio, con sonidos más sedosos y dulces y con un feeling en la voz que impregnaba las canciones de melancolía y reconstrucción.

Este caso me demostró que el Content Marketing funciona para todos.  En el caso de John Mayer, su estrategia vino de un lugar genuino, inspirado por una debacle mediática que por poco le cuesta su carrera y que lo obligó a buscar al artista y dejar de lado al playboy para lograr conquistar a su público de siempre y a un público totalmente nuevo.  Su historia de redención y de crecimiento hizo que miles que antes no escuchaban su música abrieran sus oídos.  Personalmente me encantó una pieza de contenido que salió a raíz del lanzamiento del disco, la cual muestra la forma en que la portada fue diseñada.  Se trata de un  documental de 18 minutos en el que se muestra la forma en que un artesano inglés llamado David A. Smith, experto en diseñar rótulos ornamentales hechos a mano, creó la portada de Born and Raised.  El documental le da una dimensión diferente al disco, porque ayuda a hacer la historia más completa alrededor de la textura musical del disco.

Creo fielmente que esta es una de las historias de Content Marketing que más me ha inspirado, porque siendo la marca en cuestión un ser humano, la apuesta era a todo o nada.  Si John Mayer no lograba recobrar su credibilidad como persona, el artista iba a quedar relegado a un simple artista talentoso con problemas serios de personalidad y con seguridad eso hubiera afectado su capacidad para crear música relevante para su audiencia.  Si todavía no has escuchado a John Mayer, te recomiendo escuchar este disco.  Después podrás disfrutar el resto de su obra y ver miles de videos en YouTube en los que colabora con artistas considerados íconos.    El reto es pensar en alguna historia que te haya tocado a nivel personal y en la que puedas ver estrategia de Content Marketing en su máxima expresión.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s